Si yo pudiera trabajar empezábamos nuevamente, por mi discapacidad no me emplean

116 0

Agencia MVT / Mario Vázquez de la Torre.

Tenancingo, México, 22 de septiembre 2017.- Con incertidumbre y nostalgia, el señor Javier Vázquez Blanquel, originario de San Martín Coapaxtongo, observa como la maquinaría pesada remueve los escombros del patrimonio que construyó en las últimas cuatro décadas de trabajo y esfuerzo.

De su vivienda que fue destruida por el sismo del pasado 19 de septiembre sólo quedan recuerdos de su niñez, de sus abuelos y de sus padres, quienes le heredaron la planta baja, que estaba construida de adobe.

Con dificultad, el señor Javier se desplaza con ayuda de un par de muletas para buscar entre los escombros algún artículo o prenda que pueda ser útil todavía, mientras sus cinco hijos colaboran en la tareas de demolición de su vivienda.

El temblor del 19 de septiembre dejó una herida abierta en su familia, ya que el sismo también enterró su sustento de vida, una miscelánea que atendía frente a su casa.

“Me siento impotente, si yo pudiera trabajar empezábamos nuevamente, pero no sé que voy a hacer por mi discapacidad no me emplean. Mi esposa es la única que trabaja y tenemos dos hijos estudiando. Además mi papá que también está enfermo vive con nosotros”, declaró con la voz entrecortada.

A pesar de haberlo perdido todo se siente afortunado de que los siete integrantes de su familia lograron ponerse a salvo durante el sismo y que con la unión de su trabajo volverán a levantar las cuatro paredes de su hogar.

Tenancingo, México.- Habitantes de la comunidad de San Martín Coapaxtongo rescatan pertenencias de los escombros de su vivienda colapsada tras el sismo del pasado 19 de septiembre; con maquinaria realizan la demolición al quedar inhabitables. Agencia MVT / Mario Vázquez de la Torre.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *