Responsabilidad compartida en la infertilidad

193 0

Staff MVT\r\n\r\nTOLUCA, México, 29 de Agosto.- Según un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) entre más de 10 mil parejas infértiles, 33 por ciento de las causas de este problema son atribuibles a los varones, 25 por ciento a las mujeres y en 20 por ciento de los casos la responsabilidad es compartida, mientras que en 15 por ciento no existe un motivo determinado para dicho problema.\r\nAsí lo señalaron las académicas de la Facultad de Química de la Universidad Autónoma del Estado de México, Griset Martínez Luna y Julieta Castillo Cadena, quienes resaltaron que en la actualidad se considera que el hombre y la mujer comparten la responsabilidad de la “procreación” y la “infertilidad conyugal” por partes iguales.\r\nSin embargo, consideraron, aún existen prejuicios culturales que postergan y condicionan las evaluaciones del varón sólo en ausencia de factores etiológicos de la infertilidad en la mujer.\r\nSostuvieron que la OMS define a la infertilidad humana como la falta de embarazo luego de 12 meses de relaciones sexuales sin protección y estima que ocho por ciento de las parejas experimentan algún problema de infertilidad durante su vida fértil.\r\nEn este contexto, las especialistas indicaron que en los años recientes, los avances científicos y tecnológicos tuvieron logros significativos en diferentes campos; el de la reproducción no es la excepción, dijeron, pues se investigaron y desarrollaron nuevos métodos para el diagnóstico y tratamiento de los trastornos de la fertilidad.\r\nLuego de referir que el análisis del semen sigue siendo un examen imprescindible en el estudio del hombre que acude a consulta por infertilidad, puntualizaron que para la evaluación de la fertilidad masculina el estudio más importante es la espermatobioscopía, la cual incluye análisis físicos, químicos, macroscópicos y microscópicos del semen.\r\nEste estudio, precisaron, permite conocer las propiedades del semen, a partir de indicadores o marcadores utilizados para evaluar su calidad; por ejemplo: conteo de espermatozoides por ML (concentración o densidad), conteo total, movilidad, viabilidad y morfología.\r\nDetallaron que también se evalúan las características físicas del semen, como apariencia, volumen de semen eyaculado, viscosidad o consistencia y pH del semen, así como conteo de células, en especial leucocitos.\r\nLa importancia de la espermatobioscopía, concluyeron las universitarias, radica en que siempre se ha considerado a la mujer como responsable única de la procreación humana, ya que en ella se desarrolla el embarazo, y se solía transferir todo el peso de “la culpa” cuando la gestación no se lograba; en tanto, durante milenios, el varón permaneció ajeno a la problemática de la infertilidad.\r\n

Avatar

MVT

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *