Rechazan incineración de basura y proponen movimiento Desperdicio Cero

414 0

Agencia MVT / Ingrid Ahumada Mañón

TOLUCA, México, 17 de Octubre del 2017.- Preocupados por las afectaciones climáticas que podría generar la incineración y quema de basura, Paul Connett, escritor e investigador, acompañado por Carlos Samayoa, integrante de Green Peace México, acercaron información sobre este hecho a estudiantes de la Facultad de Geografía de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).

En un mensaje que denominó “Esquizofrénico”, Paul Connett explicó que el movimiento “desperdicio cero” lidia con el problema de sustentabilidad de manejar de forma global, a través del cual se invita a los ciudadanos a que contribuyan por un planeta más saludable con una adecuada separación de residuos, por lo que habló de 10 pasos para lograr este objetivo, cuyos obstáculos son la quema e incineración de basura.

“El desperdicio cero es algo más que solo reciclar, que solo hacer compostas, que solo contar con la responsabilidad de la comunidad; es precisamente con la sumatoria de la comunidad, la industria y la academia que se puede lograr hacer un cambio, es imperativo estudiar los residuos”, argumentó.

Señaló el caso de Apaxco, donde en dos kilómetros se ubican seis hornos cementeros, algo que –dijo- es insostenible y nunca había visto en su vida, y especificó que el gobierno no está monitoreando las regulaciones o leyes que deberían aplicar, en donde se debería de medir el dióxido de carbono por lo menos dos veces al año.

Destacó los pasos recomendados a seguir para prevenir dicho problema, comenzando con la separación de los desperdicios, su recolección, usarlos como composta, reciclarlos y reusarlos.

Reiteró que en su visita viene a advertir a la sociedad sobre las relaciones públicas, mismas que llamó “decepciones públicas”, respecto a lo que las empresas dicen que esto es seguro o limpio y contribuye a lo que es el desecho cero, por lo tanto invito a los académicos e investigadores a que hagan su tarea, esperando que la comunidad científica se involucre más en las cuestiones de sustentabilidad.

“Valdría la pena que el gobierno, en lugar de que gaste una fortuna creando incineradores, por ejemplo, podría destinar ese dinero para el trabajo académico o incluso de los estudiantes, de tal suerte que se pudiera estudiar más lo que es el mal diseño de los empaques y toda la contaminación que se afecta, por lo tanto el principal problema es la sustentabilidad y de hecho se podría ver a los desechos como un laboratorio”, finalizó.

En su participación Carlos Samayoa, integrante de Green Peace, explicó que la campaña en la que actualmente trabajan sobre tóxicos aborda los temas de la incineración de residuos y basura cero, esto en el marco de la construcción de la primera planta termovalorizadora encargada de incineración de residuos y conversión a energía en Latinoamérica, misma que procesará alrededor de 4 mil 500 toneladas de residuo diarias.

“En la manifestación de impacto ambiental que se presentó para hacer esta planta una de las inconsistencias más grandes es la falta de consideración de impactos a la salud que se podrían generar, tanto por la emisión de contaminantes orgánicos persistentes, material particulado, dioxinas, uranos, que la forma de medición de este tipo de contaminante en México es insuficiente”, precisó.

Refirió que este proyecto no resuelve el tema de la gestión de residuos, por lo que añadió que una verdadera solución requiere políticas públicas que aumenten las tasas de reciclaje, así como planes definidos para reducir los residuos que no puedan ser reutilizados.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *