Realizan excavaciones en el cerro del Toloche

301 0

TOLUCA, México, 18 de Abril.-Desde octubre pasado, arqueólogos de distintas instituciones realizan excavaciones extensivas en el cerro del Toloche, donde de acuerdo con especialistas se encuentra un adoratorio Matlatzinca en honor al Dios Tolo, deidad prehispánica que dio origen al nombre del municipio de Toluca.\r\n Jaime Jaramillo Luque, arqueólogo director del proyecto, comentó que son alrededor de 15 arqueólogos y personal de apoyo, los que trabajan desde octubre de 2012 para descubrir el monumento principal en la parte más alta del cerro, que consiste en una estructura cuadrada de más de 26 metros de ancho y una altura de más de nueve metros, presumiblemente utilizada para ceremonias religiosas.\r\nDaniel Granados Vázquez, arqueólogo del Instituto Mexiquense de Cultura, detalló que el grupo Matlatzinca se estableció en esta zona en un área cercana a las 36 hectáreas desde los años 900 o 1000 después de Cristo hasta la conquista de los españoles. Estaba compuesta por una zona habitacional en la ladera sur del cerro, que se extendía hasta el río Verdiguel, donde ahora pasa la calle de Lerdo de Tejada en el centro de Toluca; la parte poniente del cerro, también estaba integrada por terrazas de cultivo, mientras que la parte principal donde se encontraban los monumentos de mayor tamaño es en la parte más alta del cerro, a unos 2800 metros sobre el nivel del mar.\r\nLa actual exploración comenzó en 1998, pero fue suspendida después de unos meses de trabajo, por lo que a finales de 2011, comenzaron nuevamente las gestiones para que las exploraciones en esta zona arqueológica continuaran.\r\nComo parte de los estudios previos, los arqueólogos realizaron planos de más de 30 hectáreas donde presumiblemente se construyeron los asentamientos prehispánicos, aunque el especialista comentó que debido a los asentamientos urbanos, les fue imposible realizar los estudios en toda el área.\r\nGranados Vázquez apuntó que se estima que los monumentos principales abarcan por lo menos un perímetro de mil 500 metros cuadrados, aunque también han encontrado evidencias arqueológicas en un rango mayor a las 17 hectáreas entre las que destacan restos de utensilios de obsidiana y barro, incluso se han hallado dos ofrendas con restos óseos en la parte alta, aunque aún no han encontrado entierros o cuerpos completos en la zona arqueológica.\r\nLos arqueólogos aprovechan los últimos días de esta temporada antes que comiencen las lluvias, ya que aseguran los trabajos tendrán que ser suspendidos temporalmente. Todos los días laboran delimitando y haciendo pequeños pozos de perforación, donde cuidadosamente van descubriendo las formaciones rocosas de los distintos muros y pisos que forman parte del templo de adoración al dios Tolo.\r\nLas pequeñas piezas pertenecientes a objetos de barro que son encontradas durante el proceso, son separadas y etiquetadas de acuerdo con el lugar donde se encuentran, para que después de las excavaciones puedan ser analizadas detenidamente en un laboratorio.\r\n Los arqueólogos que trabajan en la zona, comparan estas construcciones con la zona arqueológica de Malinalco, al sur del estado o El Tepozteco en el estado de Morelos, ya que es similar en cuanto al uso que los pobladores daban a estos antiguos edificios. \r\nEllos ven con optimismo los trabajos de exploración y excavación y afirman que podrán tardar algunos años para descubrir la zona en su totalidad, e incluso podrían pasar algunas décadas. \r\nJaime Jaramillo estimó que si se continúan los trabajos con la velocidad y los resultados con los que se ha desarrollado este proyecto hasta ahora, podrían considerar abrir parcialmente esta zona arqueológica al público en un plazo cercano a los dos años. \r\n

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *