Presos del penal de máxima seguridad quieren TV, radio, celular y buena comida

280 0

Filiberto Ramos

 

ALMOLOYA DE JUÁREZ, México, 15 de Oct.- Familiares de reos recluidos en el penal federal del Altiplano se manifestaron frente al complejo carcelario para solicitar que se otorgue una serie de servicios básicos que les fueron retirados a sus esposos y hermanos desde hace un par de meses atrás, y que aseguraron quebranta sus derechos humanos.

Los denunciantes acusaron que los reos reciben comida en estado descomposición, colchonetas en mal estado, cerraron los talleres y actividades deportivas, les quitaron televisores, radios y relojes que tenían anteriormente los presos.

“Donde viven es casi un baño, no hay lugar donde puedan hacer bien sus necesidades, los tienen la mayoría del tiempo aislados, solo tienen una hora para salir al patio, y lo que más nos preocupa es que se están enfermando porque no hay servicio médico, hasta una pastilla les niega”, acusó Erika Martínez, esposa de uno de los reclusos.

Durante la mañana de este jueves, el grupo de inconformes acudieron a las oficinas de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CODHEM) para ingresar una queja por los abusos a los que son sujetos los reos, para luego trasladarse al penal hasta Almoloya de Juárez, donde permanecieron durante toda la tarde y colocaron sobre la malla perimetral la lona con las peticiones que hicieron a las autoridades carcelarias.

“Solicitamos para los internos buen trato, ya que el nombre lo dice es un centro de readaptación social, no un centro de tortura y humillaciones, están limitados en cuerpo y mente”, suscribieron los familiares sobre la lona.

Según sus testimonios, fue a partir de la fuga de Joaquín Loera Guzmán, alias El Chapo, registrada el pasado mes de julio, cuando comenzaron a limitar a los reos de servicios básicos y de recreación, además de impedirles el uso de televisores y otros medios de comunicación.

Además de hacer caso omiso a las quejas que depositan en el buzón, los familiares solicitaron un mejor trato en los días de visita, pues aseguraron que en muchos casos los han regresado pese a las largas distancias que viajan para llegar hasta el penal.

“Hay familias que viene de otros estados, no solo del centro del país, también del sur y del norte, pero nos tenemos que regresar sin ver a nuestros hermanos, esposos, hijos y tíos, porque no nos permiten ingresar por cualquier razón que se les ocurre”, agregó la vocera de los denunciantes.

Durante el tiempo que se colocó la lona de peticiones, solo se quedaron algunas de las familias, sin embargo aseguraron, son alrededor de 40 las que se han unido a la movilización para solicitar respeto a los derechos de los reos.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *