Precandidato de Nueva Alianza a alcalde de Tultitlán con antecedentes de abuso sexual, acoso e intento de violación a un hombre

1963 0

Agencia MVT / José Contreras Contreras

TULTITLÁN, México, 12 de Abril del 2018.- “Marco Antonio Calzada Arroyo no puede ser candidato a presidente municipal de Tultitlán, porque se encuentra sujeto a por lo menos tres procesos penales, dos de ellos por presunto acoso sexual y uno por abuso de autoridad”, advirtieron militantes del Partido Nueva Alianza (Panal) de esta localidad.

Los militantes del partido turquesa expusieron públicamente copias simples de averiguaciones iniciadas en contra de Marco Antonio Calzada Arroyo, entre las que destaca la causa penal 90/2000, interpuesta por un hombre que lo acusó de abuso de autoridad y acoso sexual.

De acuerdo con esa denuncia, Marco Antonio Calzada Arroyo, quien hasta el pasado 1 de marzo del 2018 era militante del Partido Revolucionario Institucional, en la época en que fungió como presidente municipal de Tultitlán, «le hizo proposiciones sexuales al denunciante y, al no aceptar éste, el presidente municipal se le fue a golpes para intentar someterlo y violarlo».

Esa denuncia generó una orden de aprehensión en contra de Marco Antonio Calzada Arroyo; sin embargo, ésta nunca se cumplimentó porque la autoridad ministerial pretextó “causa de trabajo”, pero lo cierto es que nunca se le detuvo porque ya para entonces fungía como diputado en la LXII Legislatura federal por el Distrito 8 federal, con cabecera en Tultitlán.

Pero antes de esa denuncia penal hubo otras en contra de Marco Antonio Calzada Arroyo, como una interpuesta por alumnos de la Universidad de Cuautitlán Izcalli y del CONALEP de la misma localidad, de donde era docente Marco Antonio Calzada Arroyo, quienes lo acusaron de actos libidinosos y de solicitar “favores sexuales a cambio de calificaciones”.

Por estos motivos, los militantes del Partido Nueva Alianza de Tultitlán exigieron a su presidenta estatal, Luz María Escobar Contreras, quien dio la bienvenida a ese instituto político a Calzada Arroyo apenas el pasado 1 de marzo, “que evite que un degenerado sexual sea el candidato a la presidencia municipal de Tultitlán”.

Recordaron que Nueva Alianza es un partido político integrado mayoritariamente por profesores y jóvenes, por lo que consideraron un contrasentido tener como candidato a una persona que, como Marco Antonio Calzada Arroyo, “está señalado penalmente y presuntamente ha puesto en entredicho la función docente con su actuación en planteles educativos”.

Advirtieron que, en caso de que la presidenta estatal de Nueva Alianza, Luz María Escobar Contreras “se vuelva cómplice de Calzada Arroyo y lo imponga como candidato”, acudirán ante la Fiscalía Especializada en Asuntos Electorales para presentar los antecedentes penales que obran en distintas averiguaciones y carpetas de investigación, para que se impida legalmente su designación como candidato a la presidencia municipal de Tultitlán.

“La FEPADE no va a permitir que se registre como candidato a una persona con muchas cuentas pendientes de aclarar ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, instancia que no ha actuado en su contra evidentemente por el fuero que como diputado federal ostenta, pero no se le debe dar un cargo más porque eso sería abonar a la impunidad. Él debe ser castigado por los presuntos delitos que se le imputan”, afirmaron.

“No vamos a permitir de ninguna manera a un acosador sexual en nuestras filas, eso habla mal del partido (Panal). Se debe de actuar de manera inmediata y no daremos marcha atrás en nuestra denuncia hasta que sea retirado de la candidatura a Marco Antonio Calzada”, concluyeron.

 

 

RESPONDE MARCO ANTONIO CALZADA

 

Consultado sobre las imputaciones que militantes del Partido Nueva Alianza hicieron en su contra, el ex presidente municipal y diputado federal por Tultitlán, Marco Antonio Calzada Arroyo, aseguró que se trata de ataques infundados en su contra, de los cuales responsabilizó a la candidata del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la alcaldía de Tultitlán, Sandra Méndez Hernández.

“Todo lo dicho es falso, estoy limpio, yo sí puedo caminar tranquilamente porque no tengo ningún pendiente por la justicia. Si fuera como dicen que existen cargos en mi contra desde el año 2000 y el 2010, pues yo creo que en 18 y 10 años, respectivamente, ya hubieran podido detenerme, investigarme y, si fuera cierto, pues no estaría donde estoy”, indicó.

Calzada Arroyo presentó la carta de No Antecedentes Penales que, a solicitud personal, expidió a su favor la Fiscalía General de Justicia, la cual expresamente señala que no existe en su contra ninguna investigación o proceso penal vigente.

Textualmente la carta señala que: “La Coordinación General de Servicios Periciales de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, certifica que una vez que se realizó la identificación dactiloscópica y previa confrontación con los archivos y bases de datos que obran en la Institución, no existe antecedente penal registrado del C. Marco Antonio Calzada Arroyo”.

“Es una campaña de desprestigio orquestada en mi contra, la cual, lamentablemente, le hace daño a mi persona, pero, lo peor, es que le hace daño a la sociedad de Tultitlán, la ahuyenta de una elección que debe ser limpia, clara, legal, en una confrontación de ideas, de propuestas, de planteamientos, para alentar a la participación de los ciudadanos”, indicó.

Por último, Calzada Arroyo demandó al PRI, a su candidata, y a los demás actores políticos de Tultitlán, al “juego limpio”, a una contienda de altura política, en la cual se respete, sobre todo, al electorado, a la política y a la democracia.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *