Polleros de Toluca sí observaron alza en precios, derivado de extorsiones

1550 0

Agencia MVT/Angélica Ramírez

TOLUCA, México, 20 de Mayo de 2017.- Se escuchó un rumor y como dice el dicho: “si el río suena, es porque agua lleva”, indicó en voz baja el señor Antonio, que tiene más de 15 años vendiendo pollo en la colonia Santa Bárbara, en el centro de Toluca, y afirmó que de unos meses para acá han escuchado  que personas que se dedican a la producción y venta de pollo habían sido víctimas de extorsión en Zinacantepec; sin embargo, no se han involucrado en el tema, por temor.

El viernes, policías municipales de Zinacantepec y ministeriales de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México desarticularon una banda que, mediante extorsiones, obligaba a los vendedores de carne de pollo a elevar artificialmente el precio del producto, el cual ellos también acaparaban para obtener ganancias de forma ilícita.

En un recorrido por pollerías del Valle de Toluca, algunos propietarios destacaron que no tenían ni idea de que este tipo de asuntos estuvieran acechando a los vendedores; sin embargo, el precio del pollo sí ha venido en aumento.

“Aparentemente el precio está alto, pero desde hace unos 9 meses ha incrementado como del 8 al 10 por ciento“, indicó el señor Antonio.

Reconoció que ante el temor de la ola de presuntas extorsiones que están acechando al sector, se han visto en la necesidad de comprar pollo en menor cantidad para terminar de vender a temprana hora y cerrar sus negocios, esto por precaución.

“Este es un tema delicado, están queriendo sacar provecho y la gente ha tenido que cerrar sus negocios, esto por previsión”, precisó.

Por otro lado, la señora Daniela Jiménez, de manera desconfiada, enfatizó que afortunadamente no ha tenido ningún percance de pago de cuotas a personas ajenas, por lo que “no sabía que este caso se estuviera generando en el municipio vecino”, indicó.

Doña Adela, quien atiende un local cercano al Mercado 16 de Septiembre, notó el incremento al precio del pollo, pero detalló que este solo fue de 10 a 15 pesos, dependiendo de las piezas y el tamaño del pedido que requirieran, por lo que sus precios están entre los 38 y 40 pesos de pierna y muslo, pollo entero de los 55 a los 60 pesos y pechuga de los 58 hasta los 65, costos que en repetidas ocasiones “regatean” los consumidores.

“Nos dicen que está muy caro, pero qué le hacemos, tenemos que incrementar precios para que nos convenga”, refirió. “Casos de extorsión sí los había escuchado, pero hemos tenido cuidado, no confiamos tanto, además, así como está la situación económica, todos quieren dinero fácil”, lamentó.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *