Pirotecnia mexiquense: operativos contra «juguetería» ilegal hasta el 6 de enero

223 0

Agencia MVT / Ingrid Ahumada Mañon /cuarta de cuatro partes

Toluca, México, 20 de Diciembre de 2018.- Ante el riesgo que suponen los productos pirotécnicos de procedencia china y otros artefactos prohibidos, las autoridades realizan esfuerzos por combatir el número de accidentes y mortalidad relacionados con el tema.

Por ejemplo, Josafat Valdés Martínez, coordinador municipal de Protección Civil de Toluca, explica que de este 17 de diciembre y hasta el 6 de enero implementan el “Operativo Marte”, en el que se encargan de identificar zonas de venta y asegurar pirotecnia ilegal en las visitas a todas las delegaciones del municipio y sus mercados.

En el mismo periodo de 2017 decomisaron mil 300 kilos de pirotecnia en dichas visitas, coordinados con la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), Seguridad estatal y Seguridad Pública municipal.

Las zonas de venta clandestina en las que cada año decomisan mercancía son: el Mercado 16 de Septiembre, Mercado Juárez y la Central de Abastos, principalmente.

Ante los riesgos por el uso de estos artefactos, para Valdés Martínez la principal recomendación para los padres de familia es que simplemente no compren pirotecnia a sus hijos y en caso de hacerlo, supervisar que los niños no la detonen por su cuenta.

Debido a los riesgos de venta en los mercados, exhortó a los comerciantes a «que busquen otra forma sana de ingresos, porque ellos mismos corren peligro, (…) y en caso de una explosión la vida de quien está en peligro es la de ellos y la de la gente que está alrededor».

A nivel estatal, de enero a junio de este año sumaron 13 explosiones con saldo de 13 muertos en el municipio de Tultepec, principal productor de pirotecnia en la entidad, mientras que el 5 de julio, 24 personas más fallecieron en una doble explosión en La Saucera del mismo municipio.

Los últimos casos registrados son del mes de noviembre; el día 10 murieron dos personas y el día 30, una nueva explosión dejó dos heridos. De 2017 a la fecha se tienen contabilizados 55 explosiones por productos pirotécnicos en el Estado de México, lo que ha dejado un total de 63 personas fallecidas y 170 personas lesionadas.

En este mes de diciembre, el día 9, un castillo pirotécnico de alrededor de diez metros de altura se desplomó en las festividades de la Purísima Concepción de Zumpango, dejando un saldo de cuatro personas lesionadas.

El tema no es ajeno para las autoridades y quienes legislan al respecto, pues Agustín Correa Hernández, presidente de la Comisión de Protección Civil de la 60 Legislatura mexiquense anticipó que se trabajará en un exhorto a las autoridades correspondientes para que, en caso de accidentes, los artesanos reciban atención médica sin excepción y que los filtros de revisión en carreteras para el transporte de pirotecnia sean de acuerdo con lo marcado en la ley.

De acuerdo con el más reciente informe del gobernador Alfredo del Mazo Maza, la pirotecnia deja una derrama económica de seis mil millones de pesos anuales.

Derek Isaac Cancino Aguilar, director del Instituto Mexiquense de la Pirotecnia, ha destacado que nunca se había tenido un acercamiento y apertura entre el IMEPI y la Legislatura, y subrayó la importancia de la reunión porque 60 por ciento de la actividad pirotécnica nacional se desarrolla en Tultepec y que 50 por ciento de los permisos de la Secretaría Defensa Nacional en el país para la elaboración y comercialización del producto son otorgados a los productores del municipio.

Ante una quemadura por algún productos fabricado con pólvora, el IMSS Delegación Edoméx Ponientese sugiere alejar de inmediato a la persona afectada del objeto que le causó la quemadura; quitar la ropa si está pegada a la piel o si la quemadura es muy amplia; lavar la zona quemada con agua tibia y jabón neutro durante 20 minutos, el agua elimina sustancias nocivas, disminuye el dolor y baja la hinchazón, destacó Hernández Ruíz.

Cuando se trata de una quemadura de primer grado se recomienda aplicar crema hidratante cada tres horas durante cuatro días, esperando que las molestias desaparezcan en al menos seis días.

Las quemaduras de segundo y tercer grado deben ser valoradas por un médico, también si la quemadura es extensa, se sugiere cubrir la zona con lienzo limpios y húmedos durante el traslado a un hospital.

El doctor Rodolfo Hernández Ruíz, director de la Unidad de Medicina Familiar No. 61 destacó que ante una quemadura es muy importante acudir al servicio de urgencias más cercano para una adecuada valoración médica.

Recomendó evitar la compra de productos elaborados a base de pólvora, realizar campañas de difusión para dar a conocer los riesgos de quemadura, en caso de asistir a algún espectáculo pirotécnico, observarlo al menos a 400 metros de distancia obedeciendo los señalamientos de seguridad.

 

Nota relacionada

Pirotecnia mexiquense: del mito a la realidad

 

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *