Parejas que exploran su sexualidad; crece demanda en sex shops

109 0

Agencia MVT / Ingrid A. M.

Toluca, México, 14 de Febrero de 2019.- La apertura en temas de sexualidad ha ido perdiendo el estatus de tabú y de ello dan cuenta los encargados de las sex shops que se localizan en el Valle de Toluca.

Para este 14 de febrero, día del amor y la amistad, estos establecimientos cuentan con todo tipo de entretenimiento para adultos, sin dejar de lado ofrecer productos de prevención; desde condones de sabores, hasta juguetes con los que las parejas pueden intentar nuevas experiencias sexuales.

Carmen López Segura, dueña de la sex shop Punto-G, ubicada en la avenida José María Morelos en Toluca, cuenta que la venta de este tipo de productos ha incrementado debido a que el mercado se ha abierto para experimentar.

“Ya hay más apertura la gente lo ve sin tanto morbo, como debe de ser, como un juego con una pareja simplemente”.

Los objetos que más adquieren las personas en esta tienda son variados según el interés de las parejas que acuden a comprar; “no es tanto que venda algo en especial, yo más bien quiero que entres a “juguetilandia” y que compres lo que te llame la atención sin buscar específicamente algo”.

Aquí se encuentra desde un condón de latex o poliuretano, condón femenino, un aceite para masaje, sales de baño, lencería y hasta juguetes de diversos materiales como silicón, metal y vidrio.

“Me he encontrado tantos clientes deprimidos por un tema de erección cuando vas a encontrar tantos productos que les van a ayudar, entonces el tema de que no conozcas esto te hace que no disfruten su sexualidad, (…) cuando vienen aquí y me dicen –ay eso está muy caro- yo les digo –sale más barato que un divorcio-”, comenta entre risas.

La clientela fuerte es de entre 20 a 35 años de edad, pues ya tienen mayor apertura a experimentar sin tabúes, además de que al momento de la compra las vendedoras explican a detalle “para que sirve cada producto, cómo funcionan, (…) en todos lados deberían de conocer una sex shop porque vas a encontrar el ejercicio para el hombre y para la mujer”.

Luego de un recorrido por la tienda, López Segura explica que en los últimos años ha crecido la demanda de juguetes para sexo anal, con los que se puede practicar la penetración o sólo la estimulación externa.

En su tienda hay una pared completa dedicada a este tipo de experiencia, en la que se observan dilatadores, lubricantes, tapones y las llamadas “bolas chinas”.

Charla con el ginecólogo…

En este sentido y ante el incremento en este tipo de sexo, Sergio Martínez Pérez,  ginecólogo en el Centro de Investigación en Ciencias Médicas de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx), comentó que la falta de responsabilidad en las personas termina en enfermedades de transmisión sexual.

“La mujer tiende a no responsabilizarse de su organismo, no entiende cómo es su organismo y entonces se meten hormonas e implantes para darle prioridad a la actividad sexual y eso como consecuencia da un incremento porcentual de las enfermedades de transmisión sexual”, comentó al tiempo que dijo que no hay cuidado para evitar enfermedades de transmisión sexual, sino para evitar embarazos.

“La actividad sexual está por encima del cuidado personal de la mujer”, expuso.

Las enfermedades más comunes indicó son infecciones vaginales y por virus de papiloma humano, las cuales se presentan incluso por la preferencia de sexo oral y anal.

De cada diez pacientes que llegan a su consultorio, las diez presentan virus de papiloma humano y al menos ocho son de virus de bajo grado.

La experiencia…

Andrea, una joven de 23 años de edad, compartió su experiencia en el sexo anal, misma que aseguro no volvería a repetir, pues contó que el dolor y la sensación no fueron gratas para ella, además de que lo hizo sin tener conocimiento previo del tema.

“Lo hice una vez, la verdad es que fue porque mi pareja me lo pidió aunque realmente en ese momento no estaba preparada para hacerlo, no sabía nada al respecto, ni qué tanto dolía, al final la experiencia estuvo muy rara, no me sentí bien y obviamente se lo tuve que decir a él porque no quería que eso se volviera a repetir”, comentó.

Asimismo, recomendó a las personas que les interese practicar el sexo anal platicarlo previamente con la pareja, informarse al respecto y darse tiempo de experimentar poco a poco.

“Creo que es muy diferente la posición del hombre porque literalmente nada más tiene que meter algo en otro lugar y ya, pero para la mujer es completamente diferente, porque en mi caso dolió mucho”.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *