Padecen asma más de 300 millones de personas

268 0

TOLUCA, México, 2 de Mayo.- El asma es una enfermedad crónica de las vías respiratorias que afecta alrededor de 300 millones de personas en el mundo. La mitad de los pacientes no lleva un buen manejo de su enfermedad, principalmente por falta de apego al tratamiento a largo plazo, mientras que más del 90 por ciento considera como «normal» padecer crisis asmáticas, mejor conocidas como exacerbaciones.\r\nMercedes Yance Valenzuela, Jefa del Departamento de Neumología Pediátrica y Terapia Respiratoria del Hospital Star Médica Infantil, dijo que el asma, una afección crónica que combina factores ambientales y hereditarios, se caracteriza por la inflamación crónica de los bronquios que inicia a edades tempranas con síntomas como falta de aire, sibilancias, opresión torácica, flemas y tos, los cuales tienen un gran impacto en la calidad de vida de quienes la sufren. \r\nTan sólo en México, entre 4.5 y 12.6 por ciento de la población la padece y, según el IMSS causa hasta 600 mil consulta por año y se atienden, en promedio, 270 mil casos de crisis asmáticas.\r\nComentó que es un padecimiento multifactorial en el que intervienen causas genéticas, ambientales o situaciones propias del individuo, de modo que antecedentes familiares de asma o alergia, exposición productos químicos, ácaros del polvo casero, mascotas, hongos, humo del tabaco, aire frío, infecciones virales, ciertos medicamentos, emociones intensas (risa, llanto, miedo) o cambios bruscos de temperatura, son algunos factores de riesgo que intervienen en la presencia de esta enfermedad.\r\nEn el marco del Día Mundial del Asma, la especialista recordó la importancia de crear conciencia sobre el diagnóstico correcto y oportuno, así como brindar un tratamiento adecuado que disminuya los ataques, proporcione adherencia terapéutica y permita a los pacientes llevar una vida plena y sin limitaciones.\r\nIndicó que existen varios signos que alertan cuando algo no anda bien; por ejemplo, síntomas persistentes durante el día y la noche, sueño interrumpido o insomnio y necesidad de recurrir a medicación de rescate más de dos veces a la semana debido a las exacerbaciones, las cuales son la causa más frecuente en urgencias y consultas médicas no planeadas. Y es que, ante la presencia de una crisis, los bronquios se estrechan, se hacen más gruesos y se produce más moco. La inflamación persistente puede ocasionar daño y la disminución irreversible de la función pulmonar.\r\nDesafortunadamente, cuando un asmático no está bien controlado, suelen aumentarse los costos económicos y sociales, ya que puede provocar pérdida del trabajo, ausentismo escolar, dificultad para realizar actividades físicas, cambios en las rutinas familiares, aislamiento social y, en casos extremos, la muerte.\r\n

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *