Operación a corazón abierto es delicada, pero a veces, la única opción

173 0

Agencia MVT

  • Un descontrol en el tratamiento de la diabetes o de la hipertensión arterial sobrecargan el ritmo del corazón y súbitamente pueden desencadenar un infarto.
  • Un depósito de grasa que obstruye el 70 por ciento del flujo sanguíneo puede ser mortal.
  • Una cirugía de estas con médico particular cuesta cerca de medio millón de pesos.

Toluca, México, 1 de agosto 2019.- Miguel Ángel Quintana Esquivel de 49 años y con una trayectoria laboral de 30 años al servicio del Gobierno del Estado, inició con un fuerte dolor en el pecho, de inmediato fue operado de una hernia hiatal, sin embargo las molestias continuaban y se agudizaban al paso de los días “me mandaron hacer varios estudios ahí se dieron cuenta que tenía dos arterias bloqueadas que van directamente al corazón, el doctor me comentó que los corazones no esperan y debía realizarme una operación”

El médico especialista Juan Carlos Alonso jefe de la Unidad Coronaria de Centro Médico Toluca del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM)  explica que la insuficiencia cardíaca es la incapacidad que tiene el corazón para satisfacer las demandas de los diferentes órganos del cuerpo lo que provoca que “determinadas afecciones ataquen al corazón de manera aguda o crónica como por ejemplo la presión arterial alta, una ruptura del órgano o la insuficiencia renal, las cuales son sólo algunas enfermedades que van debilitando progresivamente el corazón”.

Miguel Angel Quintana Esquivel

Miguel Ángel inició con un tratamiento de cateterismo, el cuál a nivel privado podría alcanzar los 200 mil pesos por sesión, con éste y de manera gratuita para Miguel Ángel, los médicos del ISSEMyM tendrían la posibilidad de que arterias liberaran espacio dejando pasar la sangre al corazón, pero no fue suficiente, el siguiente paso era la cirugía.

Días después los especialistas en cardiología explicaron a Miguel que debía someterse a un bypass coronario para lograr facilitar el paso del flujo sanguíneo “me dijeron que quitarían unas arterias de la pierna para hacerme un puente y conectarlas al corazón, de esta manera la sangre circularía más rápido debía y permitiría que me realizaran una cirugía a corazón abierto para corregir el padecimiento. Era una cirugía delicada pero era la única opción”.

El galeno abundó que la hipertensión –que forma parte de las enfermedades crónico degenerativas- tiene un costo mensual cercano a los ocho mil pesos, “esto sólo refiriéndome al tratamiento farmacológico. La hipertensión es muy delicada, reta mucho al corazón y de manera continua lo lleva a su máximo esfuerzo hasta que lo lleva a rendirse”; por otro lado los elevados niveles de la glucosa que condiciona la diabetes generan una oclusión de las arterias coronarias lo que desencadena un infarto o una disfunción del ventrículo que no recibe un aporte de sangre adecuado que le permita trabajar bien.

Agregó que la cirugía de Quintana Esquivel duró aproximadamente 7 horas y una cirugía de esta magnitud representaría un gasto cercano a los cuatro cientos mil pesos.

Para finalizar Miguel Ángel recordó “los cardiólogos detuvieron mi corazón conectándome a una máquina para hacer la conexión con las arterias que me quitaron de la pierna. Afortunadamente todo salió bastante bien, la verdad una atención bastante buena de primera. Le estoy muy agradecido a ISSEMyM es bastante bueno, a toda el área de cardiología”.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *