“Nos gritan putos, pero ya no nos golpean”, dice activista a favor de los derechos sexuales

50 0

Agencia MVT / Angélica Ramírez

TOLUCA, México, 2 de Septiembre del 2017.- Jaime Cobián Zamora, activista de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti e Intersexual (LGBTTTI), se presentó en la Feria Internacional del Libro Estado de México (FILEM), donde afirmó que la mayor apuesta de los activistas tiene que ser al cambio cultural y la exigencia del matrimonio igualitario.

En el Foro C de la FILEM, el activista tapatío comentó que hoy la diversidad sexual se visibiliza, ya que en comparación con al menos 20 años atrás, “salir del clóset” era la peor situación en la que alguna persona podría estar, ya que el rechazo social era mayor.

“Te tenías que cuidar del grito de: ¡ese es puto! y de las pedradas o golpes que te daban por ir de la mano con tu pareja, pero hoy en día afortunadamente está en decadencia la existencia de que ese rezago hacia los gays, nos gritan putos, pero sin golpes, o te dicen así de broma”, aseveró.

Afirmó que anteriormente las personas que se declaraban homosexuales o lesbianas eran parte de la escoria social, lo que denigraba principalmente a la familia y, en consecuencia, ellos mismos discriminaban a sus familiares.

“Hoy se abren espacios para la diversidad sexual, con el paso del tiempo a los gays se nos ha permitido que nos escucharan de manera diferente”, consideró.

Externó que a siete años de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación aprobó el matrimonio para todos los ciudadanos y ciudadanas, el Estado de México es uno en los que esto no se logra concretar, por lo que falta trabajar por las garantías de los derechos de los que no son visibles, apostar por un verdadero cambio cultural y por la aprobación de matrimonios entre personas del mismo sexo.

“Nosotros le apostamos al reconocimiento del matrimonio para ser considerados de una familia”, aseveró.

Finalmente, contextualizó que los grupos y organizaciones a favor de la familia ocasionaron el auge de la defensa de la comunidad gay, esto gracias a la revolución y sacudida social que se generó.

“Los tiempos no cambiarían si no fuera por la contrariedad de los grupos radicales, no se nos tomaría en cuenta los derechos de la comunidad LGBTTTI”, concluyó.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *