Nadie mató ni golpeó a los perros que presumiblemente atacaron personas; todos están a salvo y en perfectas condiciones

2305 0

Agencia MVT / José Contreras Contreras

TOLUCA, México, 22 de Junio del 2017.- En el Centro de Control Animal de Toluca ya están en custodia 41 perros atrapados en la zona de San Pedro Totoltepec, San Mateo Otzacatipan y el Bordo de las Canastas, en la zona norte de la capital mexiquense, donde se tienen documentadas cuatro muertes por ataques de jaurías.

Ignacio Medina Ferrusca, encargado del Centro de Control Animal de Toluca, presentó a los animales atrapados, los cuales están actualmente bajo protocolo de sanidad animal, en estudio, para determinar qué fue lo que causó la conducta violenta de los animales que atacaron a seres humanos.

El especialista desmintió que la autoridad municipal haya contribuido a que se actuara violentamente en contra de estos animales, y, puntualizó que, por el contrario, la oportuna intervención del personal de Control Animal evitó que la población se hiciera justicia por propia mano en contra de los caninos.

Consideró comprensible, hasta cierto punto, la reacción violenta de los familiares de las víctimas de los ataques, pero señaló que la autoridad está para preservar los derechos de los humanos, pero también de los animales, que son seres vivos y se les deben procurar condiciones óptimas para su desarrollo.

Desmintió también que algún animal haya sido sacrificado, como se ha desvirtuado vía redes sociales de internet. Cada perro atrapado en la zona donde se registraron los ataques está perfectamente catalogado y valorado desde el punto de vista sanitario para identificar su situación y actuar en consecuencia.

A cada perro se les está dando un seguimiento personalizado, se analiza su conducta, sus patrones y la forma en que están reaccionando al cambio de condiciones de vida, ya que en donde antes radicaban carecían de todo, desde un espacio digno, alimento y agua, todo lo cual ahora lo tienen.

Medina Ferrusca explicó que el protocolo sanitario durará diez días, y una vez que se obtengan las conclusiones específicas se actuará en consecuencia. Gracias a la intervención de algunas organizaciones independientes de protectores de animales, estos perros, si cumplen con las condiciones conductuales y sanitarias que establece la norma oficial mexicana, podrían incluso reintegrarse en adopción.

“Los perros, aunque nosotros consideramos que es un animal doméstico, todavía retienen su gen ancestral, y esto quiere decir que a veces su comportamiento puede diferir incluso de la casa a estar en grupo, se comportan distinto, y sobre todo si, como en este caso, estos perros están en campo”, precisó.

 

Acusó además que no existen evidencias biológicas que determinen que esos perros se alimentaron de restos humanos en el panteón de San Pedro Totoltepec, como se llegó a decir, y señaló que ese camposanto solamente lo empleaban como refugio.

Por último, aseguró que la población puede y debe estar absolutamente segura de que estos animales están recibiendo un trato digno, responsable y sanitariamente favorable para ellos, y sobre su futuro estableció que serán las conclusiones del análisis que se lleva a cabo en este periodo de observación lo que determine qué pasara con ellos, a lo que acotó que incluso ya se han recibido llamadas de personas que aseguran ser dueños de algunos de ellos, por lo que podrían ser reclamados en los próximos días y salir del Centro de Control Animal, aunque tendrán que ser esterilizados y cumplir con un esquema completo de vacunación y desparasitación.

Fotos: Arturo Hernández / Agencia MVT

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *