Mujeres campesinas trabajan 89 horas a la semana y no les pagan

385 0

Agencia MVT / Staff

 

METEPEC, México, 16 de Octubre.- Al Conmemorar el Día Internacional de la Mujer Rural e Indígena, Mely Romero Celis, subsecretaria de Desarrollo Rural de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, dio a conocer que las mujeres campesinas trabajan 89 horas a la semana, aportan más de la mitad de la producción de alimentos y realizan casi la mitad de  las labores agrícolas, sin ningún tipo de remuneración.

“En caso de obtenerlo –dijo-, el pago del jornal es menor al de los hombres, en cerca del 25%”.

Precisó que la ONU instauró el 15 de octubre como la fecha para reconocer el trabajo que las mujeres realizan en el agro, entre las que destacan la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural.

Ante un atestado auditorio Salvador Sánchez Colín, la funcionaria reconoció la labor que las mujeres realizan en el sector rural, el cual es diferente al de sus homólogas que viven en las ciudades.

“En el campo, las mujeres trabajan 89 horas a la semana -31 horas más que las que laboran los hombres-, ya que después de la faena regresan a su hogar para hacer el aseo, preparar los alimentos y atender a los integrantes de la familia. Y eso nadie se los paga”, dijo.

Previo a la inauguración de la 21 edición de la Red Nacional de Desarrollo Rural Sustentable (RENDRUS), Romero Celis resaltó el hecho de que las mujeres contribuyen a la seguridad alimentaria nacional y coadyuvan para que México se ubique en el lugar número 12 en la producción de alimentos a nivel mundial.

Empero, dijo, el reto es pasar del lugar número 12 al 11, lo cual requiere de mucho esfuerzo y trabajo para producir alimentos de mayor calidad.

Para ello se entregan diversos apoyos como maquinaria, equipo y micro túneles y, en breve, se aplicará el programa “El campo en nuestras manos”, el cual será exclusivo para este sector.

Dijo que también se les dará asistencia técnica, capacitación y acompañamiento, además de acceso a créditos, y se les enseñará a lograr  finanzas sanas.

“Todo ello con el objetivo empoderar a las mujeres campesinas e indígenas”, sentenció ante diversas personalidades como Fernando Soto Baquero, representante de la FAO en México; Heriberto Ortega, secretario de Desarrollo Agropecuario; Julio de la Mora Razura, delegado de la Sagarpa en el Estado de México y Ligia Magaña Osorno, directora general del Instituto Nacional para el Desarrollo de Capacidades del Sector Rural, además de líderes agropecuarios integrantes del Congreso Agrario Permanente en el Estado de México.

Por su parte, el representante de la FAO, Fernando Soto Vaquero, resaltó que la seguridad alimentaria depende, en gran medida, del papel protagónico de la mujer.

Dijo que las mujeres representan una cuarta parte de la población en el mundo, y que su papel es tan decisivo, pues contribuyen con cerca del 50% de la producción de alimentos en unidades familiares.

Aparte de ser trabajadoras agrícolas no remuneradas, continuó, desempeñan el papel de madres, esposas, compañeras e hijas, y en muchas de estas labores no se les reconoce, ni se les considera como un aporte económico a la familia, ni en la sociedad.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *