Iglesia en reparación podría venirse abajo, advierte párroco

224 0

Luis Ayala Ramos\r\n\r\nTEXCOCO, México, 8 de Agosto.- En la Iglesia de Santa María Tulantongo inició la restauración de la bóveda de este templo de más de 300 años de antigüedad; sin embargo, el párroco Pedro Nahuacatl Caricio advirtió que con el transito constante de vehículos de carga que circulan por los distribuidores viales de la carretera federal Calpulalpan el inmueble ha sufrido hundimientos.\r\n»Hasta el momento sólo vemos el hundimiento, pero con el tiempo esto podría agravarse y venir abajo parte de la entrada y la torre de la iglesia. Por esta razón, solicitamos más apoyos a los gobiernos para que conservemos estos lugares no sólo por el servicio que nos da sino también por su valor histórico», alertó el párroco.\r\nAdemás de su valor histórico y religioso, la Iglesia de Tulantongo es un tesoro de sucesos milagrosos. El primero es el que narran los feligreses que cuenta la historia de un indígena que fue curado de la vista tras verterse agua en el rostro de un pozo ubicado al interior del atrio.\r\nEl segundo es el que dio lugar a la colocación de la primera piedra del templo y a la creación de uno de los exvotos más antiguos de México. De acuerdo con una publicación realizada por la Diócesis de Texcoco, el 20 de noviembre de 1664 fue colocada la primera piedra del templo por el señor Melchor Peralta.\r\nÉl fue un comerciante de Texcoco cuya hija, en peligro de muerte por enfermedad, recuperó la salud con la intercesión de la Virgen de Santa María Tulantongo. El hombre en agradecimiento por el milagro, prometió construirle un templo para su veneración y alabanza.\r\nEn agradecimiento al milagro, Peralta, cuyo nombre aparece como Pedro y no como Melchor, hizo un exvoto en 1665 titulado María hija de Pedro, una pintura en la que aparece la niña agonizante tendida en su cama, rodeada de diversos personajes en oración.\r\n

Avatar

MVT

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *