Huachicol: Un llamado desde la Ciencia para investigarlo

224 0

Daniela Sandoval / Criterio Noticias

Toluca, México, 21 de marzo 2019.- Durante 2018 medios locales reportaron, al menos, 56 casos relacionados con el robo de combustible en el Estado de México. Pero más allá de las detenciones y aseguramiento de inmuebles, ¿hasta dónde puede afectar la sustracción ilegal de gasolina?

En 2014, la investigadora de la Universidad Popular Autónoma de PueblaBeatriz Pérez Armendáriz, llevó a cabo un estudio respecto a las afectaciones que pueden derivarse del robo de combustible en la región de Acatzingo.

En este sentido, la integrante de la UPAEP señala que el robo de combustible en nuestro país representa un alto riesgo para quienes se dedican a esta actividad, como para quienes residen en regionesaledañas a la zona donde se comete este delito.

Son combustiones accidentales que no tienen un control. Los compuestos que se forman tampoco tienen un control, entonces todo eso que respira la gente que está ahí en esa región, de alguna manera es víctima de estos compuestos tóxicos que se generan en el medio ambiente, desde los militares, los periodistas o la gente que vive por la región, pues el aire es algo que no se controla

De acuerdo con la investigación de la académica Pérez Armendáriz,los daños que ocasionan los derrames de hidrocarburos pueden clasificarse en humanos, al patrimonio y ecológicos.

LA GASOLINA EN LA SALUD

Entre los daños a la salud se encontraron, principalmente, intoxicaciones. No obstante, como lo refiere la investigación de la académica de la UPAEP, en 2002 los niveles altos de intoxicación causaron la muerte de una menor.

El integrante del Centro de Investigación en Ciencias Médicas (CICMED) de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), José de Jesús Garduño García, refiere que los daños a la salud por el contacto directo con la gasolina presenta efectos inmediatos como: náuseas, vómito, mareos, fiebre e irritación en la piel.

A través de una investigación hemerográfica realizada en el periódico local “Sol de Toluca”, se comprobó la existencia de estos síntomasen habitantes del municipio de Cuautitlán, en el Estado de México, donde en septiembre de 2018 se localizó una fuga de gasolina queafectó a la población infantil de la zona.

Click aquí para continuar leyendo el reportaje en su publicación de origen

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *