Habló Calos Lepe sobre historia bélica en la UAEM

365 0

Agencia MVT / Staff

TOLUCA, México, 20 de Mayo del 2017.- El conocimiento del pasado es también una advertencia para vivir y garantizar a todos una vida más humana en la actualidad, señaló el especialista Carlos Lepe Pineda, al participar en el Cuarto Coloquio de Historia Bélica Universal que realizó la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma del Estado de México.

Al dictar la Conferencia Magistral “Arte testimonial del holocausto”, ante estudiantes y profesores de la Licenciatura en Historia, presentó obras de varios sobrevivientes del holocausto, internados en diversos campos de concentración e incluso, campos de exterminio, y que al final de la guerra, luego de ser liberados, plasmaron sus experiencias en caricaturas, pinturas y dibujos.

En este ejercicio, en el que participaron especialistas de Colombia y Perú, aseveró que estas obras sensibilizan a quien las mira y motivan a cuestionarse sobre lo sucedido, hacer conciencia de que esto, en el fondo, sigue ocurriendo, que el desprecio por la vida humana se sigue produciendo, a través de fenómenos como el narcotráfico y la criminalidad.

El director de la Facultad de Humanidades, Filosofía y Letras de la Universidad Anáhuac afirmó que según algunos estudios, “uno por ciento de los mexicanos está involucrados con alguna actividad ilícita; sin embargo, el resto aspira a una vida pacífica y más humana, para lo cual la educación es sumamente importante, pues fomenta sentimientos de fraternidad y respeto entre los hombres”.

Carlos Lepe Pineda resaltó que “el estudio de la historia bélica no implica la glorificación de la guerra y sí el estudio objetivo de la guerra como una realidad y, a veces, como una necesidad”.

Al respecto, indicó que “en términos morales, hay guerras justas, pero debe uno tener la suficiente visión como para siempre orientar estas realidades a la dignificación de la vida humana, a la construcción de una comunidad mucho más solidaria”.

Siendo la convivencia pacífica uno de los grandes objetivos de la humanidad, reconoció que falta mucho en términos de educación, de formación moral, de reforma política, pero no debemos cejar y sí mantener la esperanza de que podemos ganar poco a poco, un mundo más humano para todos.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *