Graban en video robo a automóviles en estacionamiento de Zinacantepec, pero nadie se hace responsable

3534 0

Agencia MVT/José Contreras Contreras

ZINACANTEPEC, México, 25 de Mayo.- Un par de sujetos, quienes se desplazan en automóvil de color blanco de modelo no reciente, se dedican a violar las chapas de vehículos estacionados en la plaza comercial que comparten el centro comercial Walmart y el restaurante VIPS, en la vialidad Adolfo López Mateos, que conecta la ciudad de Toluca con el municipio de Zinacantepec. A pesar de estar plenamente identificados e incluso grabados por cámaras de seguridad, ninguna de las dos compañías ahí asentadas hace algo por detener los ilícitos que cometen y mucho menos se hacen responsables de los daños causados a los clientes.

Este miércoles, al filo de las 13:00 horas, Josué Edgar, quien solicitó mantener en el anonimato sus apellidos por temor a represalias, llegó a esa plaza, en territorio municipal de Zinacanepec, acompañado de una compañera de trabajo con quien bajó a tomar un café en la sucursal de VIPS.

Cerró las puertas de su automóvil, un Nissan, tipo Tsuru, y entró al restaurante-cafetería, luego salió, aproximadamente una hora después, y lo primero que observó que es que la chapa de la puerta del lado derecho, donde viaja el copiloto o acompañante, estaba rota, presumiblemente violada con un desarmador.

Cuando se acercó a la unidad, observó que todo estaba revuelto al interior y faltaban, entre otras cosas, el autoestéreo y una bolsa en la que su acompañante portaba perfumes que vende “a pagos” para obtener un ingreso económico.

Pasado el susto inicial, ambos acudieron a la tienda departamental a solicitar apoyo, pero ahí les dijeron: “el estacionamiento no es nuestro, ni lo que pase ahí es nuestra responsabilidad”, y los enviaron al VIPS, donde prácticamente les dijeron lo mismo, y les informaron que existe una empresa concesionaria que es la que debe responder en ese tipo de casos.

Una vez que se localizó a la responsable del estacionamiento, ésta les dijo que leyeran bien su boleto de acceso, en el que, en la parte posterior, existe una leyenda que dice que esa empresa no se hace responsable de robos o daños causados a las unidades, lo que los dejó en la indefensión.

Los afectados acudieron ante el Ministerio Público de la Subprocuraduría de Zinacantepec, donde, después de más de dos horas, les tomaron declaración y les dijeron que “investigarán”, pero les advirtieron que casos como el suyo ocurren todos los días en ese estacionamiento, y no han sido capaces de controlarlos.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *