Frenan obras del Nuevo Aeropuerto por deuda de 50 millones a transportistas

74 0

Agencia MVT / Nahielli Pulido

TEXCOCO, México, 5 de Octubre del 2017.- Unos 150 transportistas, concesionarios y mineros, pararon las obras de construcción del dren general que se edifica en las inmediaciones del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), para exigir a la Comisión Nacional de Agua (Conagua) y a la empresa Proyectos Hidráulicos el pago de sus servicios que no les han pagado desde hace cuatro meses.

Los transportistas se apostaron con sus camiones de volteo en los tres accesos a la obra y a las instalaciones de la Conagua de la zona, ubicadas a un costado de la autopista Peñón-Texcoco, colindante con el enmallado de los terrenos de la nueva terminal aérea, impidiendo el acceso a los trabajadores, así como al personal de distintas empresas que también prestan sus servicios en el lugar.

José Fragoso Báez señaló que desde hace cuatro meses no les ha pagado a más de 150 transportistas su labor en el suministro de material y extracción de escombros de la obra que realiza Conagua y dicha empresa para la rehabilitación de un dren que servirá para el desalojo de las aguas pluviales y residuales del proyecto del NAICM.

 

“La empresa Proyectos Hidráulicos dice que Conagua no le ha pagado y vamos con Conagua a preguntar y dice que ella ya pagó. Nosotros cobramos por viaje y cantidad del material que sacamos o traemos, hemos pedido prestado y ya debemos gasolina y a los dueños de las minas también adeudamos el material. Se niegan a pagarnos y tomamos la determinación de parar la obra, porque ya no aguantamos con nuestras deudas y falta de pago”, dijo.

Los transportistas estimaron que les adeudan del orden de 50 millones de pesos por su trabajo y afirmaron que mantendrán su bloqueo hasta en tanto no tengan una respuesta favorable a sus demandas.

Los dirigentes de los inconformes aseguraron que durante el día ninguna autoridad ni la empresa se tomó la molestia de atenderlos. “No nos han dado la cara, no han venido a darnos una respuesta. No vamos a permitir que sigan las obras; estamos abiertos a dialogar con los funcionarios y llegar a un buen arreglo porque están afectado nuestros ingresos, pero no nos oyen ni escuchan”.

 

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *