Exhiben en Toluca milenarios árboles Bonsái

4594 0

Agencia MVT/ Karina Salgado

TOLUCA, México, 4 de Julio del 2017.- Por novena ocasión en el Estado de México se lleva a cabo la exposición Pasión por el Bonsái, con una muestra de 80 ejemplares de este tipo de ejemplares diseñados, creados y cuidados con años de paciencia y esmero por Felipe González Montesinos y Felipe González López, responsables de la obra.

La exposición tiene sede en el jardín botánico Cosmovitral de la ciudad de Toluca, y estará abierta al público del 1 de julio al 13 de agosto, en un horario de 09:00 a 18:00 horas.

Los asistentes podrán observar los árboles creados a través de la técnica de horticultura y principios estéticos asiáticos, originarios del imperio chino, adoptados posteriormente por los japoneses.

El término Bonsái significa “plantado en un contenedor”, y hace referencia a un árbol que es manipulado con dedicación y esmero para que se desarrolle sin alcanzar su tamaño original, pero respetando totalmente sus características físicas.

Las especies expuestas en esta muestra son endémicas del Estado de México, de una zona cercana al Santuario de Chalma, aunque también hay algunos árboles provenientes de Mérida, Yucatán, y de la zona norte del país.

Diez de los bonsáis presentados a los mexiquenses fueron galardonados con 11 premios en el Congreso de Bonsáis recientemente celebrado en Puebla, y ahora se muestran a la población con el objetivo de contribuir a que las nuevas generaciones aprendan y valoren estas piezas, así como el cuidado de la naturaleza y de las plantas.

Los bonsái forman parte de una técnica de cultivar árboles y plantas, reduciendo su tamaño mediante técnicas, como el trasplante, la poda, el alambrado y el pinzado, modelando su forma para crear un estilo que nos recuerde una escena de la naturaleza símbolo de eternidad, en un puente entre lo divino, lo humano, el cielo y la tierra, según la cultura china.

Los bonsái requieren cuidados especiales, entre los que destacan cultivarlos en el exterior durante todo el año, manteniéndolos a temperaturas bajas, alejados de fuentes de calor y lugares muy luminosos, regando a la especie de dos a tres veces por semana mediante una regadera de orificios finos para brindar solamente el agua necesaria.

Normalmente un árbol bonsái registra un precio al público, promedio, de mil pesos, aunque existen algunos más caros, de acuerdo con la rareza de la especie que haya sido preparada y del diseño final que se logre en su cultivo.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *