Escuela dentro de hospital del IMSS ayuda a niños a cumplir sus sueños

366 0

Agencia MVT / José Contreras Contreras

METEPEC, México, 19 de Julio del 2017.- Que la enfermedad no detenga la preparación de los niños, ni sus sueños de algún día llegar a ser profesionales del Derecho, la Salud o la seguridad pública, es el objetivo del programa Sigamos Aprendiendo en el Hospital, que lleva a cabo el Instituto Mexicano del Seguro Social.

El próximo viernes, 35 pequeños se graduarán en los cursos de preescolar hasta secundaria que el IMSS ofrece a pacientes que pasan largos periodos internados en la Clínica 251, ubicada en Metepec.

Gracias a un convenio de coordinación suscrito entre la Secretaría de Educación Pública y el Instituto Mexicano del Seguro Social, se hace posible que los pequeños sigan en el proceso de enseñanza-aprendizaje, a pesar de los tratamientos a los que son sometidos para enfermedades graves, como el cáncer.

FOTO: Agencia MVT / Crisanta Espinosa

“Continuar con la escuela ayuda psicológicamente y anímicamente; el hecho de acudir al aula les hace olvidarse un poco de esa realidad en la que están viviendo, es una zona de confort o contención para ese estado emocional en el que se encuentran”, explicó la profesora Guadalupe Hernández, quien antes de enfrentar este reto estudió la especialidad en Pedagogía Hospitalaria en una universidad de España.

Identificada por todos los pequeños y sus padres cariñosamente como la maestra Lupita, indicó que a lo largo del actual ciclo escolar atendió a 430 niños, que por el tipo de tratamiento ambulatorio se marcharon del hospital para reintegrarse nuevamente a las escuelas de origen y gracias a este programa no perdieron el año de estudios.

Detalló que la escuela opera prácticamente a partir de donativos que obtiene el Voluntariado de la Delegación Poniente del Instituto Mexicano del Seguro Social, del Sindicato de Trabajadores del IMSS, de los propios padres de familia involucrados, y de personas que de forma altruista se acercan para ayudar con cuadernos, lápices de colores, bolígrafos e incluso aditamentos electrónicos como tablets y computadoras personales y portátiles.

FOTO: Agencia MVT / Crisanta Espinosa

Francisco Javier García Robles, jefe de la oficina de Capacitación y Adiestramiento de la Delegación Poniente del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de la cual depende el programa, indicó que no existe presupuesto oficial para este programa, únicamente la SEP absorbe el salario de la maestra Lupita, y todo lo que se utiliza es material donado o reciclado.

Pero este programa opera principalmente con mucho amor, con gran entrega de la maestra Lupita, y con la paciencia y dedicación que ofrece de lunes a viernes de 08:00 a 14:00 horas, en clases específicas para cada niño que está internado y que por su condición pasará más de un mes en el hospital.

Francisco Javier Bernal de León, padre de uno de los pequeños alumnos de esta singular escuela que opera dentro de un hospital, refirió que para él y para su hijo, quien lleva más de año y medio internado por tumores cancerosos, el programa ha sido de gran beneficio, pues además de garantizar que la preparación académica sigue adelante, le permite al pequeño olvidar por unas horas su condición hospitalaria, lo que le pone de buen humor y le ayuda a aceptar mejor su tratamiento.

“A mí sí me gusta la escuela, me enseñan, me ponen a pintar o a hacer cosas, pero lo que más me gusta es cuando me prestan la Tablet, porque tiene juegos muy divertidos, que a mí me gustan, y eso me ayuda a pasar mejor el tiempo en el hospital”, relató el pequeño Emmanuel, uno de los alumnos-pacientes, quien sueño con salir del nosocomio, crecer y convertirse en policía.

FOTO: Agencia MVT / Crisanta Espinosa

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *