Cumplió el bar 2 de Abril de Metepec 86 años de deleitar con la Garañona a miles de clientes

3017 0

Agencia MVT / José Contreras Contreras

METEPEC, México, 2 de Abril del 2018.- Este lunes la tradicional cantina 2 de Abril celebró 86 años de servir a por lo menos cuatro generaciones de clientes la tradicional bebida conocida como Garañona, que es un preparado al que se le atribuyen muchas cualidades, principalmente digestivas, aunque también algunos creen que “ayuda a tener chamacos, sobre todo hombres”.

“Ir a Metepec y no echarse una Garañona es como ir a Acapulco y no meterse al mar”, asegura Jesús Carrillo Santana, actual propietario legal de la cantina 2 de Abril, ubicada en pleno centro del  Pueblo Mágico de Metepec, en la esquina que forman las calles de Miguel Hidalgo y Paseo San Isidro.

Carrillo Santana aclara que el creador de la fórmula de la famosa Garañona fue el señor ángel Erón Pineda, padre de su esposa, doña Elvira Rosa María Mendiola Pineda, heredera del secreto familiar y del establecimiento que cumple más de ocho décadas de atender a clientes frecuentes de Metepec y sus alrededores, así como a cientos de turistas de diversas entidades del país e incluso del extranjero.

“Esta fue la casa de mi suegro, el papá de mi mujer, aquí se creó la Garañona en el año de 1932, y desde entonces aquí se sirve, al principio fue solamente a algunos conocidos que venían a ver a mi suegro para echarse una copita, platicar y disfrutar, luego se hizo una tienda donde ya se vendía la bebida, y después pasó a ser pulquería, pero de un lado se vendía pulque y del otro la Garañona, aunque con el tiempo se sustituyó el pulque por otras bebidas”, relató.

Señaló que la fórmula de la famosa bebida, la Garañona, ya está registrada y patentada, por lo que permanece como un “secreto de familia”, el cual ha sido heredado de su suegro a su esposa y de ella ahora a su hijo, Mario Alfonso Carrillo Pineda, que es el actual depositario de la receta.

Señaló que la Garañona es un preparado de alcohol destilado con yerbas estomacales, por lo que sus principales “beneficios” radican en la ayuda digestiva, por lo que la tradición surgió de quienes acudían al mercado que se realiza los días lunes en el centro de Metepec, pues después de degustar barbacoa, cecina, carnitas u otros alimentos fuertemente condimentados, pasaban a la cantina 2 de Abril a tomar una Garañona para ayudarse a digerir los alimentos.

También explicó que fue uno de los clientes quien apodó a la bebida como la Garañona, lo cual se deriva del término “garañón”, que es un potro (caballo) que nunca  ha sido lazado y por lo tanto nunca ha sido montado ni domesticado, situación que se relaciona con la “rebeldía” de la misma bebida, pues consideran que no hay nadie que la pueda domar.

La Garañona se distingue por su olor y color, un aroma penetrante a yerbas, y el tomo verde brillante que toma mayor fuerza en una botella de vidrio de amplio espesor donde se mantiene para que guarde sus cualidades.

Al principio la bebida solamente se vendía en el bar 2 de Abril de Metepec por copa, a nadie se le permitía sacarla del lugar, solo lo que cada quien pudiera consumir al interior del establecimiento hoy convertido en bar rústico, pero luego se produjo en mayores cantidades el brebaje y ahora ya se puede adquirir “para llevar” en sus distintivas botellas, las cuales portan orgullosas una etiqueta que destaca el nombre del mismo 2 de Abril.

Este bar está lleno de recuerdos, de anécdotas, de cuentos y hasta de dichos; ha sido sede de encuentros sociales y hasta de reuniones donde se han decidido hechos políticos relevantes, como las sucesiones de presidentes municipales de Metepec.

Dentro de los clientes destacados sus dueños recuerdan la presencia de don Adolfo López Mateos, cuando era profesor del entonces Instituto Literario, luego convertido en Universidad Autónoma del Estado de México, con el impulso de él mismo, quien se convirtió en Presidente de la República.

La familia Pineda ha recibido también en el bar 2 de Abril a por lo menos los últimos 10 presidentes municipales, unos porque acudían a los Jueves Literarios que por años impulsó el mismo ayuntamiento de Metepec, y otros más porque algún día también tuvieron que conocer la tradición de la Garañona.

El 2 de Abril es mucho más que un bar, es ahora parte de los atractivos turísticos, un sitio de encuentro, se sociabilización, de armonía, de cultura, de arte, de felicidad, que suma 86 años de ser parte fundamental de la vida económica y social del Pueblo Mágico de Metepec.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *