Confusión, retrasos y desinformación en verificentros con las nuevas tecnologías

930 0

Agencia MVT/ José Contreras Contreras

 

TOLUCA, México, 1 de Julio.- Descontrol y retrasos caracterizaron al primer día de aplicación de las nuevas normas para la verificación vehicular. Algunos centros definitivamente no atendieron a propietarios de automóviles, debido a que no actualizaron a tiempo los programas y los equipos, mientras que otros comenzaron a realizar las pruebas pasado el mediodía.

En el verificentro TO-975, ubicado en el número 900 de la avenida Lerdo de Tejada, esquina con Agustín Millán, en la colonia Electricistas, aunque las puertas se abrieron al público desde las 08:00 de la mañana, después de las 11:00 horas todavía no podían recibir vehículos porque el gerente seguía intentando actualizar los programas en las estaciones.

El gerente se negó a dar cualquier información sobre lo que estaba ocurriendo, ya que dijo que estaba muy ocupado tratando de hacer que funcionaria el nuevo software, mientras que decenas de ciudadanos llegaron a solicitar atención, la cual les fue negada.

En ese centro se cuenta con cuatro estaciones de verificación pero, pasado el mediodía, todavía ninguna de ellas era capaz de funcionar, por lo que no se recibieron automóviles.

Susana Rodríguez Ovando, una de las usuarias que solicitó y no obtuvo atención, cuestionó la capacidad de los verificentros para adaptarse a la nueva tecnología y normas impuestas desde la Comisión Ambiental de la Megalópolis.

“Si viene uno a tratar de verificar, no lo atienden, y luego cuando se acaba el plazo, nosotros somos los que tenemos que pagar las multas; la autoridad no se da cuenta de que no somos los responsables de no cumplir, si los verificentros no son capaces de atendernos”, dijo.

Pero no todo fue malo, pues hubo otros centros, como el T-913, ubicado en la colonia Rancho La Mora, donde desde el primer minuto todo estaba listo y operando.

Según comentaron los empleados, desde hace una semana llegaron los equipos nuevos y tuvieron por lo menos tres jornadas de capacitación, dos de tipo teórico, y una más práctica.

“Vinieron y nos capacitaron. Nos enseñaron a usar los nuevos equipos, el que va conectado directamente a la computadora, y estamos listos para atender a quien lo solicite”, dijo uno de ellos que solamente se identificó como “Juan”.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *