Con “chesco” sí hay paso, sin él, hay que dar la vuelta

507 0

José Contreras Contreras

 

TOLUCA, México, 21 de Oct.- Debido a la grieta que se provocó en el pavimento de la Avenida Lerdo de Tejada, casi esquina con Quintana Roo, el ayuntamiento de Toluca decidió prohibir el paso por esa zona a los autobuses del sistema de transporte público. Sin embargo, la medida solamente se aplica a las rutas y unidades que los elementos de Tránsito y Vialidad quieren, porque a los que ellos deciden, sí les permiten el paso, a pesar del conflicto vial que eso causa.

En el cruce de avenida Sebastián Lerdo de Tejada con avenida Benito Juárez, en pleno Centro Histórico de Toluca, los elementos de Tránsito y Vialidad instalan todos los días un “filtro” que se supone limita el paso de los autobuses del sistema de transporte público.

A los que ellos quieren los desvían por Benito Juárez, hacia el sur, para que vayan a dar la vuelta hasta las avenidas Miguel Hidalgo o Gómez Farías, para rodear la zona afectada por la grieta que, según el ayuntamiento de Toluca, provocó una fisura en una vieja red de distribución de agua potable.

Sin embargo, sin razón alguna ni un criterio técnico explicable, los elementos de Tránsito y vialidad que regulan el mencionado “filtro”, permiten el paso derecho sobre la avenida Sebastián Lerdo de Tejada, hacia el poniente, a los autobuses que ellos quieren.

Al cuestionar a los elementos de Tránsito y Vialidad de Toluca sobre cuál es el criterio que determina quién sí pasa y quién no pasa, los uniformados se negaron a responder y uno de ellos solamente dijo: “seguimos órdenes”.

Nuevamente se le preguntó al elemento de Tránsito y Vialidad respecto a quién es el que da esa orden, simplemente volteó para otro lado y caminó para evadir el cuestionamiento, no sin antes desviar a varios autobuses.

De acuerdo al comunicado de prensa que la dirección de Comunicación Social del ayuntamiento de Toluca envió a las redacciones de los medios de comunicación cuando se registró la grieta en el pavimento de la avenida Lerdo de Tejada, ningún autobús de pasajeros tendría permitido transitar de frente, en el sentido poniente, para evitar mayor conflicto vial y eventualmente un hundimiento por el peso de esas unidades de transporte.

Sin embargo, en los hechos, son los elementos de Tránsito y Vialidad los que deciden quién sí pasa y quién no pasa. “Sólo dejan pasar a los que les dan para el chesco”, respondió el conductor de un autobús de pasajeros de los que sí fueron desviados y enviados a dar una vuelta que por lo menos implica 20 minutos más en los traslados de los usuarios.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *