Clubes swinger en Toluca: no se ven pero ahí están

2590 0

Agencia MVT / Ingrid Ahumada Mañon

Toluca, México, 15 de Noviembre de 2018.- Nuevas formas de relacionarse y explorar la sexualidad han llegado a Toluca, una de ellas es el sexo anónimo, casual e intercambio de parejas, conocido como “Swinger”.

Aristeo Santos López, profesor investigador de la Facultad de Ciencias de la Conducta en la UAEMéx, realizó una investigación en torno al tema y explicó que está práctica permite relaciones entre parejas que comparten prácticas sexuales liberales, las cuales incluyen intercambio de parejas, relaciones sexuales sin compromiso y práctica de sexo en grupos de tres individuos o más, en donde pueden cumplir sus fantasías sin necesidad de que exista un vínculo afectivo o amoroso con las personas que se relacionan.

“Los lugares implementados para este tipo de práctica sexual se reducen a cuatro clubes encontrados, los cuales son catalogados como oficiales dentro de la comunidad por lo cual entre ellos se conocen y saben de su existencia, pero mantienen su distancia uno del otro”, se explica en la investigación.

En Toluca, durante los últimos años está tendencia ha crecido; sin embargo, la clandestinidad de los centros en donde se desarrollan dichas interacciones continúa, esto al no ser bien visto por la sociedad y por mantener de manera anónima a las personas que participan, además el proceso para poder acceder a estos clubes es por medio de contactos o invitaciones a los eventos.

“Todavía se maneja con esta situación de clandestino, te llaman, te dan una dirección, te van contactando y cuando ya estás cerca alguien va por ti y te lleva al lugar, no te sueltan la dirección así de fácil”, explicó Santos López.

Los clubes de intercambio localizados en Toluca, los han caracterizado por cambios frecuentes en su domicilio y encontrándose dispersos en barrios como: Centro, Zona Industrial, Seminario y Tollocan.

El investigador indicó que aunque las zonas son de fácil acceso, los lugares siempre pasan desapercibidos por el público ajeno a los swingers, ya que los clubs son adaptados en casas, las cuales desde el exterior aparentan ser habitadas para la convivencia familiar.

Santos López mencionó que las razones por las que las personas visitan estos sitios son diversas y que según los resultados de su investigación se encontraron con parejas que lidiaban por resolver problemas matrimoniales y sexuales, hasta aquellas que solo asistían por curiosidad y libertad sexual, misma que no es bien vista por la sociedad.

Explicó que dentro de estos clubes la música es esencial, así como presentaciones de strippers o sexo en vivo y por supuesto el contexto del lugar el cual incluye el cuarto en donde mantienen relaciones: la decoración del club, sábanas, luces y la pista de baile se relacionan con el tema que puede ser romántico, animal print, magia o sobrenatural.

Cabe mencionar que en estos lugares hay reglas como no llevar armas, drogas o la entrada de menores. Por ejemplo, además de que el consumo de alcohol es mesuro al considerarse que emborracharse puede permear el rendimiento durante las relaciones. También el uso del condón es otra política aparentemente obligatoria en el contexto swinger.

Los clubes swinger -dijo- son de acceso libre, no tienen cuota de entrada (cover), pero maneja un sinónimo llamado cooperación, el cual “siempre va a ser más barato en pareja” así puede costar 400 pesos, mientras que un hombre solo puede pagar de 400 a 700 pesos, dependiendo el lugar y la promoción.

Durante las entrevistas a parejas formales -añadió- los hombres mencionaban que la proposición de iniciar una práctica de este tipo era iniciada por ellos, mientras que las mujeres reafirmaron su nerviosismo y miedo de aceptar, situación que cambia con el paso del tiempo, ya que la mujer se vuelve segura de sí y busca el intercambio más que su pareja.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *