Clausuraron alcaldía de Zinacantepec para evitar embargo por laudo laboral

347 0

ZINACANTEPEC, México, 25 de Enero.- Más de 300 empleados municipales fueron desalojados y la alcaldía de Zinacantepec permaneció cerrada este miércoles, en perjuicio de cientos de ciudadanos que pretendían realizar algunos trámites oficiales, todo ello para evitar un embargo derivado de los laudos que esa alcaldía mantiene pendientes de pago con ex trabajadores.\r\nAl filo de las 09:30 horas, cuando los empleados municipales apenas comenzaban sus actividades cotidianas, recibieron la orden apresurada de recoger sus pertenencias, apagar computadoras, apagar la luz y cerrar sus oficinas, para finalmente desalojar la presidencia municipal,\r\nCasi nadie fue informado del motivo real del desalojo, sólo se les dijo a los trabajadores que este miércoles no tendrían actividad laboral, que regresaran a sus casas y que se presentaran a las 08:30 horas del jueves para recibir nuevas instrucciones.\r\nSólo al equipo de colaboradores cercanos del presidente municipal panista de Zinacantepec, Gustavo Vargas Cruz, se le trasladó a la «oficina alterna» del munícipe para, desde ahí seguir despachando algunos asuntos relevantes de la administración pública municipal.\r\nEl actuario responsable de ejecutar el embargo en contra de la presidencia municipal de Zinacantepec arribó al lugar al filo de las 11:00 horas, acompañado de algunos policías estatales; sin embargo, encontró la alcaldía totalmente «sellada» y sin ninguna persona con la que pudiera entablar alguna conversación oficial.\r\nLa única área que mantuvo operaciones discretas fue la comandancia de la policía municipal, hacia donde se dirigió el actuario para notificar sobre el embargo precautorio que se pretendía realizar; sin embargo, los policías que ahí se encontraban explicaron al representante legal de los trabajadores que tienen demandado al ayuntamiento que ellos no están autorizados para recibir ninguna documentación oficial y mucho menos responder a nombre del ayuntamiento, por lo que le pidieron que regresen otro día, cuando sí se encuentre el presidente municipal.\r\nEn las inmediaciones del inmueble, el jefe de Comunicación Social del Ayuntamiento de Zinacantepec, Jorge Moreno Crivelli, dijo desconocer la situación y negó cualquier información oficial sobre el motivo del desalojo y cierre del inmueble municipal.\r\nSobre las demandas que ex empleados municipales mantienen en contra del ayuntamiento de Zinacantepec, hace un par de semanas el presidente municipal, Gustavo Vargas Cruz, declaró que se habían pagado ya 20 millones de pesos a poco más de 50 ex trabajadores que ganaron laudos a esa alcaldía; sin embargo, reconoció que todavía hay en proceso más de 25 casos que, dijo, «se resolverán en los próximos días». Uno de esos casos es el que generó el embargo que se pretendía ejecutar este miércoles.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *