Cesan otro funcionario penitenciario por fiestas privadas en cárceles

428 0

José Contreras Contreras\r\nTOLUCA, México, 21 de Enero.- Mario Arriaga Guadarrama, Jefe de Vigilancia del Centro de Prevención y Readaptación Social de Santiaguito, en Almoloya de Juárez, se convirtió en el segundo servidor público adscrito a la Dirección de Prevención y Readaptación Social en ser cesado por su presunta responsabilidad en las fiestas privadas que se realizaron en cárceles mexiquenses durante el mes de diciembre.\r\nArriaga Guadarrama dejó la Jefatura de Vigilancia del penal de Santiaguito para enfrentar una investigación de la Contraloría Interna de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana (CESC) por presunto abuso de poder, aunque también tiene pendientes demandas interpuesta por presos y presas de la penitenciaría de Almoloya de Juárez por corrupción, extorsión y abuso de autoridad.\r\nMario Arriaga Guadarrama presuntamente fue quien autorizó que el pasado 12 de diciembre se realizara en el penal de Santiaguito, en Almoloya de Juárez, una fiesta para celebrar el cumpleaños de la señora Guadalupe Buendía, alias «La Loba», dirigente social de Chimalhuacán en la cual hubo por lo menos 40 invitados externos a la penitenciaría, pero también participaron decenas de internas, donde hubo mariachi, atole, tamales, pastel y decenas de electrodomésticos y teléfonos celulares que se rifaron entre las convidadas al festejo.\r\nEn contra de Arriaga Guadarrama también existen averiguaciones por presunto enriquecimiento ilícito, producto de una supuesta red de corrupción y extorsión que operaba al interior de la penitenciaría, donde, según testimonios de los propios internos que están documentados en carpetas de investigación en poder de la Dirección de Responsabilidades de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, el ex Jefe de Vigilancia acumuló tres residencias y por lo menos seis automóviles de lujo, a cambio de los cuales otorgó privilegios a algunos internos, como fue la autorización para la celebración del cumpleaños de Guadalupe Buendía, alias «La Loba».\r\nEn los antecedentes de Arriaga Guadarrama destaca también una denuncia de dos internas que estaban embarazadas y durante una supuesta revisión de celdas el Jefe de Vigilancia ordenó a su prima identificada como Esther Hernández Morales quien se desempeña como custodia en el área femenil de la penitenciaría, que, «de castigo» las presas tenían que permanecer dos horas en cuclillas en el patio, lo que horas después derivó en que una de ellas abortara y la otra tuviera que ser trasladada a un hospital porque el producto estaba enredado en el cordón umbilical y no pudo ser expulsado en el esfuerzo.\r\nDe acuerdo con la investigación, el tercer servidor público sujeto a investigación por este tipo de irregularidades es el director del Centro de Prevención y Readaptación Social de Almoloya de Juárez, Miguel Ángel Reyes Retana, quien se mantiene en ese cargo, a pesar de que se duda que irregularidades como las que dieron lugar al cese de su Jefe de Vigilancia hayan ocurrido sin que él se hubiera dado cuenta.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *