Casas se caen de viejas en Toluca y el INAH no permite derribarlas para evitar riesgos

3588 0

Agencia MVT / José Contreras Contreras

 

TOLUCA, México, 24 de Marzo.- En la ciudad de Toluca hay unos 12 inmuebles que prácticamente se están cayendo a pedazos, los cuales constituyen un riesgo muy serio tanto para transeúntes como para los vehículos que todos los días circulan en su entorno.

La autoridad municipal de Toluca ha tomado algunas medidas preventivas para evitar riesgos, pero éstas son limitadas pues la solución definitiva, en la mayoría de los casos, sería derribar esos “cascarones” de lo que antes fueron grandes y lujosas casas de familias fundadoras de la capital mexiquense, pero eso está prohibido.

La autoridad municipal, incluso los propios propietarios de esos inmuebles, que en su mayoría los heredaron de padres o abuelos, no pueden siquiera tocarlos porque el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) los considera como “inmuebles históricos” y prohíbe cualquier acción que pudiera “afectarlos”.

FOTO: Agencia MVT / Crisanta Espinosa
FOTO: Agencia MVT / Crisanta Espinosa

De acuerdo con la Ley de Patrimonio Cultural, la cual presuntamente protege esos inmuebles, éstos deberían ser sujetos a un programa de rescate histórico, el cual iría desde su rehabilitación hasta el remozamiento. Pero no hay dinero para eso, por lo que tienen muchos años, algunas décadas, esperando a que algún día el INAH los rescate, o, en su defecto, se realice alguna modificación legal que permita a sus propietarios o a las autoridades estatales o municipales hacerse cargo de ellos.

Un ejemplo de esta situación es una vieja casona ubicada en la calle José Vicente Villada, en la ciudad de Toluca, entre las avenidas José María Morelos y Miguel Hidalgo.

Por los años, esa estructura se fue deteriorando y cayendo poco a poco. Hace aproximadamente un mes, otra parte de la fachada cayó, dejando la banqueta y parte del pavimento lleno de pedazos de adobe, que es con lo que la mayoría de esas estructuras fueron construidas.

FOTO: Agencia MVT / Crisanta Espinosa
FOTO: Agencia MVT / Crisanta Espinosa

La Coordinación Municipal de Protección Civil y Bomberos llegó al sitio, limpió la acera y solamente colocó unas trabes para sostener lo que queda de muros y evitar que se siguiera cayendo.

No obstante, días después, un automóvil tuvo ahí mismo un accidente y al chocar derribó parte de los soportes que se habían colocado, lo que provocó un nuevo desprendimiento en los muros de adobe.

El coordinador municipal de Protección Civil, Antonio González Vilchis, explicó que ellos hacen lo que la ley les permite, pero el Instituto Nacional de Antropología e Historia les impide ir más allá para realizar algún trabajo preventivo de fondo, como podría ser el derrumbarlas.

Señaló que en algunos de esos inmuebles se ha trabajado para evitar que personas que viven en la calle se introduzcan a vivir ahí, pues eso sí representaría un riesgo mayor si alguna parte colapsa y se viene abajo, pero advirtió que mientras el INAH no les permita hacer algo más, ellos están legalmente impedidos para proceder y con ello evitar mayores riesgos a la sociedad.

FOTO: Agencia MVT / Crisanta Espinosa
FOTO: Agencia MVT / Crisanta Espinosa

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *