Buscan a la madre que los abandonó hace 23 años

7853 0

Agencia MVT / Filiberto Ramos

VILLA GUERRERO, México, 4 de Mayo del 2017.- Después de 23 años de haber desaparecido sin razón alguna de su hogar, los hijos de María Elena Martínez Díaz, originaria de Villa Guerrero, han reiniciado su búsqueda para dar con su paradero, su acción por indagar en el pasado es para cumplir la última voluntad de su hermana menor, quien se debate entre la vida y la muerte en el Centro Médico del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (Issemym).

Postrada en la cama 435 del cuarto piso de la clínica ubicada en Paseo Tollocan, María fue internada hace unas semanas para intentar darle tratamiento de hemodiálisis por la insuficiencia renal que padece desde hace años, relató Maribel Bravo Martínez, hermana mayor de María.

La joven de 23 años de edad, antes de ser entubada e inducida al coma, pidió a sus hermanos intentar nuevamente dar con el paradero de su madre, a quien habían dejado de buscar por resignarse al hecho y a la que María no conoció, pues se fue desde que ella era una bebé.

“Mi hermana ya está muy mala de salud y antes de que pudiera dejar de hablar nos pidió que buscáramos a nuestra madre para ver si se cumple la esperanza que tiene de verla y conocerla, porque son muchos años que han pasado”, externó la mujer.

Sin tener una fecha exacta de su desaparición, ni los rasgos físicos completos, los hijos de María Elena Martínez recuerdan que fue hace unos 23 años que su madre salió del Barrio de San Isidro, Villa Guerrero, para dirigirse a Toluca, acompañada de otra mujer.

“Yo sí tengo memoria de mi mamá y el día en que se fue, pero estaba chica y sólo recuerdo que la señora que la acompañaba se llama Bertha”, recordó Maribel, 23 años después de la desaparición de su madre.

“Hubo un tiempo que sí la buscamos para saber la razón por la que nos había abandonado, pero luego ya no”, complementó.

Lo poco que saben es que posiblemente llegó a la delegación de San Lorenzo Tepaltitlán, en Toluca, junto con la mujer a quien frecuentaba.

La razón por saber nuevamente de su madre es para que María, la menor de los cuatro hermanos, pueda despedirse de ella en caso de no soportar los tratamientos de hemodiálisis.

Por lo que mediante este medio relatan su historia para ver si de esta forma pueden dar con el paradero de su madre.

“No sabemos, dónde pueda estar, si está bien o mal, pero ojalá que podamos encontrarla para mi hermana”, externó Maribel.

maria
La fotografía corresponde a la señora María Elena Martínez Díaz, originaria de Villa Guerrero, hace 23 años, tomada poco antes de que abandonara a sus hijas. Es el único recuerdo que conservan de ella para localizarla.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *