Atención postraumática integral recomienda especialista a víctimas de sismo

77 0

Agencia MVT / Angélica Ramírez

TOLUCA, México, 22 de Setiembre del 2017.- Aarón Albarrán García, Director del Centro de Psicoterapia Colectiva Humanista de Toluca S.C., encargado del área de Salud Mental, recomendó la terapia conductivo-conductual y la terapia conductual- contextual para el abordaje del trauma de manera estructural en las personas que pasen por experiencias negativas, como los sismos.

En materia psicológica, el experto detalló que al tomar el papel de la persona que se encargará de guiar a los afectados en momentos de tragedia es necesario aproximarse de manera segura y saber el momento en el que se encuentran mentalmente para identificar el contexto del que provenga el afectado, y la actitud emocional por la que atraviesa, ya que esto determinará el tiempo de recuperación de la persona.

“No es lo mismo una persona que estuvo atrapada bajo los escombros, ni una persona que vio caer el edificio, a una persona que no encuentre a un familiar o en todo caso, a la persona que estaba atrapada en el edificio y la sacaron, ya que son situaciones diferentes, por lo que el tiempo de recuperación será variable”, diferenció.

Externó que el psicólogo tendría que ver el escenario del que proviene el afectado para atender a la persona, ya que dependiendo de la situación, de la manera de responder de una persona y del contexto en el que estén parados, esos van a ser los factores que estimularán que el individuo siga en la crisis o en todo caso, aborde su trauma con el especialista.

Recordó que los niños, jóvenes y adultos pueden responder a los 2 o 3 minutos de que presenciaron la situación extrema, y en el caso de los adultos mayores es de 10 minutos, por lo que es importante comprender que cada persona tiene la manera diferente de responder ante una contingencia, mientras que al experto le tocará brindar el acompañamiento para ayudar al afectado a tratar de comprender lo que pasa en su entorno, esto luego de la exposición al riesgo.

Externó que desafortunadamente la cultura del cuidado de la salud mental en México es un tanto pobre, ya que la mayoría de los individuos recurren a la parte médica antes de la psicológica, acción que calificó como errónea, ya que si la persona expuesta a la tragedia no trabaja bien el escenario de crisis, creará diálogos en su mente que a su vez generarán actitudes de frustración y tensión que ocasionarán fobias a la altura o a las concentraciones masivas de personas que a la larga generará problemáticas severas en su ambiente laboral, familiar o de relación.

“Cuando la persona no ha digerido este tipo de situaciones, se ha notado en investigación que en los movimientos telúricos que han pasado antes del terremoto los vive de una manera disfuncional porque llega a afectar cuestiones somáticas, reaccionan con tensión muscular o se hacen del baño o viven en una situación de alarma constante, que en cuanto se detona la alarma sísmica se vuelve no objetivo ante la resolución de una contingencia”, precisó.

Por ello, para la parte del tratamiento post traumático, Albarrán García recomendó lo importante de la realización de un diagnóstico multidisciplinario en el que conjunten el cuadro clínico del individuo primeramente en la parte psicológica, psiquiátrica y médica, para que a partir de los resultados de las evaluaciones, la persona decida acudir con el especialista correcto para evitar tratamientos que no sean necesarios o que opte por fármacos que solo disfrazarán el trauma en el paciente.

“A raíz de las fobias, el sujeto puede generar un conjunto de acciones que superficialmente le funcionan y evitan sentirse bien pero limitan su vida, se puede volver adicto a los fármacos o pueden usar el juego como alternativa a su problema”, confirmó.

Resaltó que el cuerpo humano se creó para autorregularse a través del sistema nervioso, por ello, recordó la importancia de acudir con los especialistas de la piscología para tratar el trauma de manera estructural para evitar que los malos diagnósticos generen la medicación de la persona sometida al estrés de una tragedia, no se llegue a la modificación de la conducta y en consecuencia, limite su calidad de vida, concluyó.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *