Aprovechan festejo a la muerte para obtener trabajo

554 0

 

Filiberto Ramos

 

TOLUCA, México, 2 de Nov.- Los que pasan desapercibidos pero que ayudan a que las tumbas en los panteones de este municipio estén presentables para el 2 de Noviembre, son los limpiadores de sepulturas, o franeleros de tumbas, quienes lavan, cortan zacate y alistan las flores con agua.

Carlos, limpiador en el panteón de la Soledad en Toluca, ocupa fechas especiales como el Día de las Madres y el Día de Muertos, para hacerse de un empleo temporal y poder pagar sus pasajes para la escuela.

“Cuando empecé estaba más chavo, mis tíos me enseñaron a limpiar y para mí es un trabajo temporal, antes solo era para irme a las maquinitas, pero ahora me sirve para la escuela”, explicó el adolescente oriundo de San Pablo Autopan.

El día más bueno para los lavadores de tumbas es el 2 de Noviembre, pues en unas horas alcanzan a lavar hasta 10 lápidas, de las que cobran de entre 30 a 50 pesos, según el tamaño.

En La Soledad los aseadores se ponen en las entradas donde ofrecen sus servicios a los familiares de los visitantes del más allá, con cubeta, trapos, jabón y trapero en mano, listos para hacer su chamba.

“Durante todo el año vengo cuando abren el panteón, pero solo en fechas especiales se hace buen negocio, por eso hoy hay que aprovechar”, dijo el estudiante de secundaria.

Carlos asegura que aunque se cuentan historias de aparecidos y gritos en algunas tumbas nunca le ha tocado un espanto con un inquilino del panteón, aunque antes de iniciar su trabajo en las tumbas, le habla a quien está enterrado para pedirle permiso y al recibir su paga, se persigna.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *