Alumnos de UAEM impulsan alternativa para reconstrucción por sismo

603 0

Agencia MVT / Libertad Trinidad

TOLUCA, México, 7 de Noviembre del 2017.- Alumnos del séptimo semestre de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) crearon el proyecto “Xacali” (vivienda en mazahua), que impulsa la construcción de viviendas sustentables y que, a su vez, ayude a las familias mexicanas víctimas de daños por el sismo del 19 de septiembre. El objetivo es llegar a quienes requieren apoyo porque lo han perdido todo.

Los planos serán cargados en la web de forma que cualquier persona pueda bajarlos y emplearlos, también brindarán asesorías gratuitas a quien lo solicite, además acudirán a los ayuntamientos con la finalidad de presentar la propuesta y que las puedan emplear, por el momento está el vínculo con los ayuntamientos de Joquicingo y Ocuilan.

Eric Daniel Alcántara Medina, Lorena Cabrera Rosales, Jazmin Andrea Cristino Reyes, liderados por su docente Dante Álvarez Jiménez, son quienes determinaron el uso de materiales que conserven las “raíces” de las familias en México, por ejemplo adobe pero con refuerzos armados de concreto, además de bancos de tierra que pueden ser tomados de la región aledaña. El techo puede ser de teja, palma, concreto o lámina.  Las ventanas y puertas de aluminio.

“La idea es no dejar construcciones endebles como las que se perdieron con el sismo, por eso prevemos colocar refuerzos que las haga seguras”, señaló Lorena.

El  modelo consiste en un sólo módulo de base que tiene un costo de 36 mil pesos de tres por tres metros, buscan promover la construcción de viviendas de bajo costo que con el tiempo puedan ser ampliadas con módulos o cuartos según las necesidades de las familias, es decir, se trata de un pie de casa sustentable, progresiva y bioconstructiva basada en la arquitectura vernácula mexicana.

Es viable toda vez que los gobierno federal y estatal, asignaron hasta 120 mil pesos por parte del FONDEN, de modo que a cada beneficiario podrían construirle hasta tres módulos, mientras que el material también plantean adquirirlo con estos recursos. “Cada módulo puede ser terminado en tres semanas”.

“Este tipo de casa es la que se adapta al medio y emplea materiales que se encuentran alrededor, amigable con el medio ambiente que refleja las tradiciones, genera identidad con la cultura mexicana”,  precisó Jazmín.

El resto de los modelos que fueron enviados no tienen estos elementos, además de emplear materiales que no son sustentables, dado que las poblaciones más afectadas en el Estado de México son rurales.

“Tiene diferentes formas de distribución porque podemos dejar una recámara, la cocina y un baño. Es posible emplear celosía de barro, además cada propietario puede adaptar su ampliación conforme a las necesidades del usuario, eso significa que sea progresiva”, explicó Daniel.

Aunque reconocen que inicialmente no es posible dejar la construcción de todas las áreas que requiere una vivienda o las que tenía aquellas que cayeron con el sismo, pero cuenta con otras ventajas, como un sistema de captación de agua pluvial, un biodigestor y una cocina ecológica de leña.

“Es un proyecto flexible que puede suplir un material por otro, los jóvenes no van a recibir ganancias por este trabajo, sino se trata de aportaciones voluntarias, sólo hace falta la voluntad de los gobiernos para considerarlos y llevarlo al campo”, refirió Dante Álvarez.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *