Afinan técnicas Probosque y ejidatarios con quemas controladas

129 0

Agencia MVT / Ingrid Ahumada Mañon

Ocoyoacac, México, 24 de Enero de 2019.- La Protectora de Bosques (Probosque) realizó una quema controlada en el municipio de Ocoyoacac para estar preparados ante una contingencia real en plena temporada de estiaje.

En el paraje El Molcajate ubicado dentro de los bienes comunales de San Juan Coapanoaya, en Ocoyoacac, 11 elementos de Probosque trabajaron en coordinación con 10 elementos de la brigada de este ejido, quienes para realizar la quema utilizaron una antorcha de goteo para la ignición, dos cuatrimotos con equipo de alta presión que contiene agua, espuma retardante y un helicóptero de la Unidad de Rescate Aéreo Relampagos.

La quema controlada es la aplicación consciente del fuego para eliminar residuos agrícolas y forestales en un área definida y previamente delimitad, acción realizada con condiciones climáticas de bajo riesgo para mantener el fuego controlado.

Este ejercicio fue realizado con brechas cortafuegos por zonas con una separación de tres metros cada una, utilizando la antorcha de goteo para prender una zona delimitada, esta contiene 70 por ciento de diésel y 30 por ciento gasolina.

Así poco a poco prendieron fuego, esperaron un par de minutos a que se consumiera cierta cantidad del espacio, atentos a los cambios de dirección del viento, pues este levanta el fuego y podría iniciar un incendio en la zona no delimitada.

Si el fuego se aviva, combatientes lo controlan con palas y tierra, otros con mochilas colapsables y equipo de alta presión para incendios forestales.

La brecha corta fuego es una franja de terreno de largo y ancho variable, que se construye en la trayectoria del incendio para romper la continuidad de la materia inflamable, hasta dejar expuesto el suelo mineral con el propósito de aislar el fuego de los combustibles y así evitar su propagación.

En entrevista, el director general de Probosque Edgar Conzuelo Contreras, precisó que en 2018 se registraron mil 380 incendios en 7 mil 811 hectáreas de bosque, solo el uno por ciento de arbolado adulto se afecto y de renuevo el 7 por ciento.

Los municipios donde se presentaron más incendios durante el 2018 fueron Ocuilan, Nicolás Romero, Valle de Bravo, Donato Guerra e Ixtapaluca y comentó que la causa de casi el cien por ciento de los incendios registrados durante el año anterior fue por descuidos humanos, principalmente de los paseantes que dejan fogatas encendidas en los bosques.

En lo que va de este año se han presentado cinco incendios los más fuertes en Jilotzingo con ocho hectáreas afectadas; Nicolás Romero con tres hectáreas afectadas; e Isidro Fabela con dos.

Por lo anterior, realizan trabajos de prevención en coordinación con ejidatarios, estos consisten en la realización de brechas corta fuego, de las que el año pasado realizaron 843 kilómetros y la meta para este año son 900 kilómetros.

Precisó que actualmente cuentan con 300 combatientes para todo el estado, de los cuales siete son mujeres, no obstante dijo que no son suficientes para combatir los incendios que se pudieran presentar.

Quema controlada

Elementos de Probosque y ejidatarios de Ocoyoacac realizaron prácticas con quemas controladas para combatir incendios en esta temporada de estiaje.Ir a la información: http://mvt.com.mx/afinan-tecnicas-probosque-y-ejidatarios-con-quemas-controladas/

Posted by Agencia de Noticias MVT on Thursday, January 24, 2019

Nota relacionada

Se alista Probosque para temporada de incendios

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *